General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

Fuentes sindicales señalan que estaba trabajando en la construcción de unos pilotes de hormigón cuando lo golpeó una manguera

La refinería de A Coruña, donde este sábado falleció un operario en un accidente en una obra. ARCAY | ROLLER AGENCIA

Un operario de una empresa auxiliar contratada por Repsol que estaba trabajando en una obra civil dentro de las instalaciones de la refinería perdió la vida en torno a las 10.50 horas de este sábado en un accidente laboral. Repsol señala que ha abierto una investigación y “está colaborando con las autoridades competentes para aclarar las causas”.

De acuerdo con fuentes sindicales, el siniestro se produjo en la construcción de unos pilotes de hormigón en el sector de Combustibles 2. Aunque el motivo “está por esclarecer”, las primeras hipótesis apuntan a que falleció cuando una de las mangueras que se emplean para inyectar el hormigón, que se presiona por agua, se saltó de su sitio y lo golpeó en la cabeza. Fuentes sindicales indican que el operario trabajaba para la compañía Terratest, a su vez contratada a través de Cicron Construcciones.

De acuerdo con la empresa, que “transmite su pesar” a la familia, los servicios médicos acudieron al lugar para intentar salvar al operario, pero “no ha sido posible evitar su fallecimiento”. Tanto la compañía como los sindicatos han expresado su pesar por lo ocurrido.

El delegado de prevención de riesgos de Repsol, Pablo Barrio, señala que en circunstancias como estas “es parte del protocolo” convocar una comisión de investigación, que posiblemente se iniciará mañana y determinará si el origen del accidente fue un error humano, un fallo de la maquinaria u otro motivo.

Varios grupos y políticos lamentaron el siniestro por Twitter, entre ellos la vicepresidenta Yolanda Díaz, el delegado de la Xunta, Gonzalo Trenor, y la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey.

Dos fallecidos en 2022

La muerte se produce siete meses después de otro accidente mortal en la refinería, el de Unai Martínez, trabajador de una empresa auxiliar, que provocó un paro de las empresas de servicios a la planta para exigir mejores condiciones y seguridad laboral. Fuentes sindicales señalan que de momento no se ha convocado una movilización semejante porque “a priori los casos no son comparables”.

En el caso de Martínez, muerto en marzo por inhalación de ácido sulfhídrico en un accidente en el que también resultó herido uno de sus compañeros, los trabajadores consiguieron que la refinería contase con una ambulancia y servicios médicos durante todo el día, además de la ampliación del comité de seguridad y salud de los auxiliares.

La comisión de información determinó que el accidente se produjo por la apertura sin permiso de una tubería. Según Repsol, no se siguieron las normas y procedimientos establecidos, y se incumplió el protocolo. La CIG se negó a firmar estas conclusiones ya que, según señaló, no incluían la responsabilidad de la empresa en la formación de los trabajadores. La resolución también desencadenó una protesta de familiares y amigos disconformes con ella.

Ver Articulo Completo

¿Necesitas Ayuda?