General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

Durante una prueba de presión, un empleado de SpaceX recibió un golpe por una explosión accidental y se encuentra en estado grave.

La constelación de satélites de SpaceX, que se puede ver desde España, y su trabajo en la exploración espacial son de gran importancia en esta nueva industria privada, pero tras tanta innovación hay mucho trabajo de técnicos que puede sufrir accidentes graves como el que ha sucedido a principios de año en las instalaciones de la empresa durante una prueba de presión.

Francisco Cabada técnico con más de diez años de experiencia en SpaceX continúan en estado grave tras despertarse de un coma de varios meses provocado por un accidente laboral con uno de los cohetes de la compañía de Elon Musk. El caso aún está siendo investigado por la gravedad de la situación. 

La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional de Estados Unidos (OSHA) ha multado a la empresa con 18.475 dólares por dos violaciones de seguridad relacionadas con el accidente laboral. La agencia ha catalogado una de las infracciones de seguridad con el nivel de gravedad más alto.

Fallo en una prueba

El empleado estaba realizando una revisión de la válvula de presión en un motor Raptor 2 a principios de año, el 18 de enero, en las instalaciones de la compañía en Hawthorne, California. La prueba era rutinaria, pero la cubierta del controlador de combustible se rompió, según indica el informe de OSHA.

Esa vez, “en el paso final en la operación de verificación de presión, la ventilación, se realizó por primera vez utilizando un programa automatizado en lugar del método manual normal que se había utilizado en operaciones anteriores”, se lee en el informe. Fuentes cercanas al caso han indicado al medio Semafor, que Cabada no debía haber estado cerca de la válvula cuando alcanzó la presión máxima, pero esta aumentó más rápido de lo esperado y la cubierta estalló golpeándole y dejándolo inconsciente.

Página para pedir ayuda para la familia de Cabada

Cabada, que es padre de tres hijos en el sur de Los Ángeles, llegó al Hospital con una fractura de cráneo y un traumatismo craneal, según la Administración de Salud y Seguridad Ocupacional de EE. UU. Permaneció en coma durante meses, pero tras despertar el pronóstico sigue siendo complicado. No ha podido comunicarse y no puede sobrevivir sin asistencia médica, según un abogado de la familia.

SpaceX aún no ha hecho ningún anuncio público ni informado a sus trabajadores sobre lo sucedido. Cientos de sus compañeros de trabajo donaron a la página Go Fund Me de Cabada, que recaudó más de 51.000 dólares, preocupados porque la familia tenga problemas económicos si Cabada no puede volver a trabajar.

El motor

El Raptor 2 es el motor de referencia de SpaceX para su nuevo cohete Starship y su propulsor Super Heavy. Se trata de un vehículo de lanzamiento totalmente reutilizable que, al apilarse juntos, forman el cohete más alto del mundo con 120 metros.

El propulsor Super Heavy utiliza 33 motores Raptor 2 en el despegue, a lo que hay que sumar la propulsión del con seis motores Raptor 2 más que se encienden cuando la nave emprende su vuelo hasta la órbita. SpaceX planea usar Starship para llevar a los astronautas de la NASA a la luna para la misión Artemis 3 de la agencia en 2025, así como para transportar turistas espaciales en al menos dos vuelos separados alrededor de la luna.

Aunque no son muy frecuentes, no es el único accidente que se ha producido dentro de la industria. Tres técnicos murieron construyendo el primer vehículo espacial tripulado para Virgin Galactic, el Space Ship Two en 2007, cuando un tanque de óxido nitroso explotó durante una de las pruebas.

Ver Articulo Completo

¿Necesitas Ayuda?