General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

Sucedió el pasado 14 de octubre en el centro de atención primaria ubicado en calle 76 N° 4440. La empleada municipal que cumple funciones administrativas fue víctima de una descarga eléctrica debido a la falta de mantenimiento de la instalación del lugar. El disyuntor falló debido a que estaba “puenteado”. Irregularidades en la atención a la víctima y una problemática que llegó al Concejo donde aparentemente será tratada hoy en la comisión de salud.

Un hecho de gravedad ocurrió en el Centro de Salud San Martín situado en calle 76 n° 4440. La trabajadora municipal que cumple funciones administrativas recibió una descarga eléctrica aparentemente a través del mousse de la PC con la que desempeña sus funciones, debido a la falta de mantenimiento en la instalación eléctrica y disyuntor “puenteado” que falló. 

Según pudo saber NdeN, lo que vino después respecto a la atención médica que debía recibir la agente municipal estuvo plagado de negligencias. 

Si bien es sabido que en un accidente así la persona debiera ser trasladada al hospital local para ser examinada con minuciosidad, en este caso no se respetaron los pasos actuar de una emergencia. 

Como en el Caps San Martín no hay médico permanente luego de que el anterior profesional renunciara, la trabajadora municipal fue trasladada en un auto particular y no en ambulancia, al Caps Flores. Una vez arribada al lugar, la médica que cumple funciones emitió una orden médica donde indicaba atención en guardia, y estudios preliminares para evaluar la situación clínica. 

Finalmente y obviando la preescripción médica, la agente municipal no tuvo ingreso al hospital municipal y fue a parar a la ART, sin explicación alguna, solo por la voluntad de una coordinadora de salud que tomó esa resolución. 

NdeN dialogó con profesionales de la salud con conocimiento del accidente, que confirmaron la falta de respuesta en la atención que recibió su compañera municipal y la falta de mantenimiento de las conexiones eléctricas en los efectores de salud municipales. 

Se sabe que en el caso de una descarga eléctrica la persona tiene consecuencias que pueden agravarse en el tiempo y que muchas veces no se ven en un simple exámen médico, siendo la rabdomiólisis y los trastornos cardíacos los más frecuentes. Aún resta saber la evolución de la trabajadora y las consecuencias de este lamentable episodio. 

Como el caso tomó vuelo y ya se judicializó para resguardar la salud y el bienestar de la administrativa en cuestión, desde el bloque de la ACT se presentó una minuta de comunicación donde se pide explicaciones al Ejecutivo Municipal sobre el hecho. 

Pactado para esta mañana de miércoles, la Comisión de Salud del Concejo Deliberante estaría obligada a tratar esta problemática que ya traspasó las cuatro paredes del Caps ubicado en el barrio San Martín. 

Nuestro medio pudo constatar que el CAPS permanece cerrado debido a que se estaría realizando el cambio de la instalación eléctrica del lugar. 

Minuta de comunicación del bloque de la ACT a la que pudo acceder NdeN

Ver Articulo Completo

¿Necesitas Ayuda?