General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

El incendio se produjo sobre las 14.15 horas y dos personas resultaron intoxicadas.

Un coche de bomberos de la Generalitat en Constantí.ACN

Un incendio en una planta de azufre y fertilizantes de la empresa AFEPASA obligó este lunes a activar las alarmas por riesgo químico varias horas y a confinar a los vecinos de Constantí, Tarragona. A última hora de la tarde los bomberos dieron por estabilizado el incendio y Protección Civil levantó casi por completo el confinamiento.

También se han abierto al tráfico las carreteras TP-7225, entre el enlace con la C-14 y la C-422, y la TV-7211, entre Constantí y Reus, según informa el Servicio Catalán de Tráfico.

El incendio comenzó en torno a las 14.15 horas y 27 dotaciones de los Bomberos de la Generalitat fueron movilizadas, además de una unidad para controlar los niveles de dióxido de azufre.

Dos personas han resultado heridas, una de ellas ha debido ser ingresada, y el viento ha obligado a extender la alerta por unas horas a la vecina localidad Reus y al aeropuerto, donde ha sido necesario desviar un de Ryanair procedente de Dublín.

Hacia las ocho de la tarde, los Bomberos han dado el incendio por estabilizado y han comenzado a monitorizar el humo a medida que sacaban palés al exterior para apagarlos y ventilaban la nave afectada por el incendio.

Cuando ya se apuntaba la posibilidad de levantar el confinamiento, un cambio en la dirección del viento ha obligado a extender el aviso de confinamiento a parte del municipio de Reus y también a desviar un vuelo de Ryanair procedente de Dublín que debía aterrizar a las ocho de esta noche en el Aeropuerto de Reus.

Así, Protección Civil ha extendido las medidas de protección al municipio de Reus, en concreto a una zona industrial, donde también hay algunas masías, está delimitada por la TV-7211, la C-14 y el Aeropuerto de Reus.

A última hora de la tarde, sin embargo, se ha podido comenzar a permitir la salida de las personas confinadas en diferentes áreas del polígono de Constantí, a medida que los servicios de emergencias comprobaban que no había peligro, y también se ha levantado el confinamiento en el aeropuerto de Reus y en la zona industrial también afectada.

La empresa Afepasa, por su parte, ha informado de que un fuego eléctrico ha causado una deflagración y que “parte del humo negro que ha podido verse ha sido consecuencia del enfriamiento de las cenizas por la acción de los bomberos”.

La compañía sostiene que el azufre “se ha disuelto en la atmósfera sin peligro alguno” para las naves vecinas ni “afectación para la salud de las personas” que se hallan cerca.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha atendido a dos agentes de la policía local por intoxicación -en un primer momento, había informado de tres- y uno de ellos ha sido trasladado al hospital Joan XXIII de Tarragona. Además, el teléfono de emergencias 112 ha recibido más de un centenar de llamadas, la mayoría requiriendo información por el sonido de las sirenas.

El suceso ha ocurrido después que el pasado día 2 Tarragona protagonizara el mayor simulacro por emergencia química con población real hecho nunca en Cataluña, por lo que Protección Civil ha insistido este lunes en que el suceso era real.

Ver Articulo Completo

¿Necesitas Ayuda?