General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

Advirtieron que la refinería que explotó el pasado 22 de septiembre en Plaza Huincul incurrió en varias irregularidades. Ni siquiera está matriculada. Instaron a que cumpla con la legislación provincial.

Después de un tiempo prudencial, y por respeto a las víctimas de la fatal explosión de la refinería New American Oil (NAO) en Plaza Huincul, integrantes del Colegio de Ingenieros de Neuquén lanzaron un duro comunicado en el que denuncian las falencias e irregularidades que presenta la empresa, a la que llamaron a cumplir con las resoluciones y normativas de control que exige la legislación provincial.

El secretario de la entidad, Raúl Estevez, aseveró a LMNeuquén que la refinería ni siquiera figura en el Colegio de Ingenieros, aunque muchas actividades y tareas que despliega la firma son de ingeniería.

Ante consultas efectuadas en la entidad sobre los antecedentes de New American Oil y sus instalaciones, dejaron en evidencia que no se cumplió con ninguno de los pasos técnicos que indica la ley provincial 2990, relativa a la regulación del ejercicio de la ingeniería como actividad.

Las entidades auditoras de seguridad, técnicas y ambientales deben contar con un representante técnico matriculado. Pues bien, el Colegio de Ingenieros advirtió que del listado de 36 instituciones y empresas que figuran en la Secretaría de Energía de la Nación, sólo una -BM Inspecciones SRL- se encuentra matriculada en coincidencia con lo que exige la Ley 2990 para el ejercicio profesional de la ingeniería en la provincia de Neuquén.


“La industria de hidrocarburos está en falta; hay un incumplimiento a la legislación provincial que es general”, sostuvo el secretario de la entidad, pese a la campaña que iniciaron para lograr la matriculación de varias empresas del rubro.
“Hace varios años que venimos luchando y sacando a la luz esas situaciones. Las empresas deberían estar matriculadas y designar a un representante técnico que sea responsable”, agregó el ingeniero.
Concretamente, NAO no se encuentra matriculada en el Colegio de Ingenieros, ni posee un representante técnico designado como lo exige la ley, para que asuma la responsabilidad sobre proyectos, obras e instalaciones.
El 22 de septiembre un sector de la refinería NAO, del Parque Industrial de Huincul, fue arrasado por las llamas que siguieron al estallido de un tanque.

Tampoco consta en los registro del Colegio de Ingenieros que haya presentado los planos de las instalaciones antes de haber sido habilitadas para su funcionamiento, todo lo que implica la construcción, instalación y provisión de equipos y materiales. “No se puede determinar quien las proyectó, ni quien las ejecutó, ni cuándo”, se indicó.

Incluso, desde el Colegio de Ingenieros se informó que no saben si las instalaciones de incendio están aprobadas, ya que las mismas no fueron visadas por el organismo. “Por ende, tampoco sabemos quién hizo el proyecto, quién lo ejecutó, ni quién lleva adelante la conservación de las mismas”, agregaron.

Asimismo denunciaron que no fue declarado ni registrado ante la entidad al responsable de seguridad e higiene, por lo cual de contar con uno no es posible afirmar que tenga la idoneidad suficiente para llevar adelante dicha actividad.

“Es importante que se tome conciencia de que toda la documentación técnica, los planes de la planta y tanques de almacenamiento de hidrocarburos, los sistemas contra incendios y otros estén confeccionados por técnicos matriculados; y esa información quede a resguardo y esté disponible en el colegio”, comentó Estevez.

Se espera que los informes periciales que ordene la Justicia pasen por el organismo para su registro.

“En principio hay un desconocimiento, pero luego de que se intima a las empresas, por cuestiones de práctica y costumbre, no lo hacen. Tampoco hay acompañamiento de la Secretaría de Hidrocarburos de la Provincia”, concluyó el secretario de CINQN.

Cabe recordar que el hecho que se investiga ocurrió en la madrugada del 22 de septiembre en la Refinería New American Oil (NAO) de Plaza Huincul. En la explosión e incendio murieron el operario Fernando Jara y sus compañeros de trabajo, Víctor Herrera y Gonzalo Molina.

Sebastian Fariña Petersen

Fue un hecho devastador que causó gran conmoción. Para las familias de las víctimas, no fue un accidente. Ni siquiera una negligencia; y reclamaron que se haga Justicia. En una reciente entrevista, Emanuel, el hermano de Jara, habló de “crimen social”; y cuestionó la falta de controles y auditorías.

“Este último año la empresa trabajó sobre su capacidad, con mezclas de dudosa procedencia. El mapa estructural de la refinería ni siquiera daba para el tratamiento de los productos que traían. El mismo diseño de la planta estaba mal hecho. Yo tengo documentación que da cuenta de la falta de seguridad, incluso fotos y un video del último incidente -muy similar- que tuvieron antes de la explosión, por un problema en el mismo tanque que explotó el 22 de septiembre. Todo eso demuestra que se sabía lo que estaba pasando y lo que podía llegar a pasar”, indicó.

Muchos vecinos de la comunidad juntaron firmas en su momentos para inhabilitar la planta.

Sebastian Fariña Petersen

Ver Articulo Completo

¿Necesitas Ayuda?