General Pacheco | Tigre | Zona Norte | Buenos Aires

Consultora de Higiene y Seguridad

En una escuela secundaria de Ciudad Evita, una estudiante de 15 años quedó internada en terapia intensiva a causa de las quemaduras de segundo grado que sufrió en el 30 por ciento del cuerpo mientras realizaba un experimento en una clase práctica de Química, y otro estudiante, compañero del mismo curso, resultó con lesiones de menor gravedad en las manos.

El hecho ocurrió en la escuela N° 40 de Ciudad Evita, en el partido bonaerense de La Matanza, luego de que un experimento llevado adelante en el aula, bajo supervisión docente, se saliera de control, según relató el padre de la estudiante más afectada. La adolescente de 15 años debió ser internada en terapia intensiva en el Instituto del Quemado tras haber sufrido quemaduras de segundo grado en el 30 por ciento de su cuerpo.

“El doctor nos dijo que tiene que estar internada de 20 a 25 días, ahora en terapia intermedia. Está muy shockeada todavía por lo que vivió, las quemaduras que sufrió fueron graves”, dijo Néstor, el papá de la adolescente. “Los responsables son las autoridades del colegio porque cuando pasó estuvo una hora sin atención y la encontraron agonizando”, aseveró durante una entrevista televisiva.

“Nos mintieron, nos llamaron (para que la retiren del colegio) y nos dijeron que se había quemado un dedo nada más. Fue mi hija más grande a buscarla, pero cuando llegó no era así, la encontró agonizando”, añadió el hombre. Durante esa hora, aseguró el padre, el docente de Química la quería llevar directamente al hospital, pero “no se lo permitieron” porque algún familiar responsable tenía “que llegar primero”. Mientras tanto solo le “mojaban donde tenía quemado con unos trapos de cocina”, aseguró. “Nos dolió mucho que nos mientan. Todos los directivos fallaron”, expresó el padre. El hombre también advirtió que en el establecimiento “no tienen protección para hacer el experimento”.

La chica fue atendida primero en el Hospital Dr. Alberto Balestrini, en Ciudad Evita, y permanece internada en el Instituto del Quemado. “Está un poco más estable, pero muy shockeada por lo que pasó”, reiteró el padre.

El otro estudiante lesionado, que estaba junto a la chica durante el experimento, sufrió “quemaduras leves en las manos”

En septiembre pasado, ocurrió un hecho similar en el colegio Cristo Rey, de la capital cordobesa, y una alumna de sexto año de secundaria quedó internada en terapia intensiva a causa de las quemaduras de primer grado que sufrió durante un experimento en una clase práctica de Química. Por el mismo episodio, otros dos estudiantes recibieron lesiones de distinta gravedad.      

Ver Articulo Completo

Categorías: NOTICIAS

¿Necesitas Ayuda?